HAY ALGUIEN QUE TE ESCUCHA:

Por muchos años hemos oído hablar de la devoción como una forma de agradecimiento que tienen las personas frente a santos o personajes significativos que han muerto, quienes les han hecho favores que han marcado o dependido la vida de muchos. Una cuestión de fe, que para los fieles es un milagro que Dios les hace utilizándolos como intermediario, pero para otros, algo insólito; imposible de creerle a alguien que ya murió o a una simple estatua.

Sin embargo, para un gran numero de creyentes en estos misterios, existe una persona que nos escucha atentamente, a cualquier hora del día, pero si quieres que te escuche mucho mas cerca, es importante que hagas las suplicas a su oído, especialmente todos los lunes empezando la semana, para que te vaya bien en todas las cosas.

Este personaje, llamado LEO SIEGGFRIED KOOP, un Alemán, nacido en Offenbach el 14 de Agosto de 1858, fue uno de los fundadores de Bavaria que contribuyo bastante al progreso de la empresa, según algunos de los que fueron sus empleados, “un muy buen patrón que se preocupaba por los pobres y por las personas que de una manera u otra necesitaban una ayuda económica”. Murió en Colombia el 15 de septiembre de 1927 y fue enterrado en el famosísimo cementerio central de Bogota.

Los restos de este personaje, con los de su esposa, Mary Castello de Koop, sus familiares Juanita Koop y Ana Uribe, permanecen cerca, cuyo centro es adornado por una estatua de bronce de un hombre sentado sobre una silla donde a diario, se reúne un grupo de personas, que en coro armonioso, suplican desde hace varios años a Dios, que el den el descanso eterno, acompañado de una larga fila de espera, para subir hacia la estatua, acercársele al oído y pedirle rápidamente favores, dejándole como una forma de agradecimiento, un pequeño ramo de flores sobre sus manos.

Es imprescindible como este personaje se ha vuelto tan importante, mas importante que sus vecinos de tumba, como lo son, el general Rafael Reyes, Laureano Gómez, Jorge Holguín, Manuel Briceño, Alfonso López Pumarejo y Luis Carlos Galán, quienes fueron publico e importantes para Colombia. Koop, para Adriana González, una enfermera que trabaja en Bavaria, se ha convertido en una fuente de fe de milagros para su familia, que desde hace cuatro años ha crecido constantemente por los favores que ha recibido de el.

Ella viene durante dos mese seguidos, cada lunes, a rezarle la novena con su familia que llegado a creer bastante, después del favor recibido por su esposo, que desde hace 10 meses se encontraba sin trabajo, y gracias a la sensibilidad del oído de Koop, pudo tener un mejor trabajo que ante. Su fe en el, es un alimentado por sus vecinos y compañeros de trabajo que dan su devoción completa, por la suerte que han encontrado en los chancees, loterías, rifas, por los trabajos obtenidos y sanidades de personas cercanas a ellas.

Adriana, su esposo Carlos, y su suegra Maria, aseguran que la tumba de Koop es una de las tumbas mas visitadas por los feligreses, que a diario aumentan. Para ellos, su fuente de fe y esperanza , y la luz de Dios, que nunca de desvanecerá.

EDNA ANGEL